Amor

Amor. Creía conocerlo bien.

El sentimiento más poderoso del mundo. Aquel que atrae hacia cualquier ser vivo la esencia de lo necesario. El vínculo de unión entre todos y todas las cosas.

Creía conocerlo bien. No imaginaba poder hallarlo de un modo más intenso y certero.

En la mirada de un padre, el abrazo de una madre, el cariño de un hermano, la complicidad de una mujer, el compadreo de un amigo.

Creía conocerlo bien, en todo su esplendor.

Hasta el día en el que te conocí... Y compartí contigo la mirada, el abrazo, el cariño, la complicidad y el compadreo. El día que te vi reflejado en mis ojos y me vi reflejado en los tuyos. En nuestras almas.

Hijo mío; creía conocer bien el amor, pero ahora ya no lo creo...

... Ahora se de veras lo que es.




Fin

Entradas populares