lunes, 9 de febrero de 2015

Las Palomas No Quieren Pan Mojado

Una hilera de hormigas transporta migajas hacia su guarida,
hará un par de horas las eché, migas del pan de mi comida,
lloré sobre mis manos, sentado, banco helado de prisionero,
se las arrojé a las palomas, tomad, pero ellas... No las quisieron.
Cada noche sueño con Claudia, sueño que ella sueña conmigo,
cada mañana pienso en Clara, pienso, "ella labora mi olvido",
el jurado, todos en pie, "tú lo mataste" sentenciaron a la vez,
me declaré culpable, golpeó el mazo, crudo dictamen del juez.
Creí que era un acto de amor verdadero, sin ninguna condición,
ese fue mi gran error, acto de valentía, equivocada decisión,
Clara me necesitaba a su lado, le dí la espalda por compasión,
su madre, Claudia, asesina, huyó cobarde sin sentir el perdón.
Perdí el amor de una hija, dejé libre a quién nunca me amó,
debería estar con mi pequeña, ...  "Paga justo por pecador"...
Lloro sobre mis manos y escribo, es el título de una triste canción...
"Las palomas no quieren pan mojado", lágrimas desde esta prisión.