Ego

Mi ego es como una piedra imantada, una piedra que me obstruye la garganta, o se ancla en mi espalda, en las cervicales, o en las lumbares, me pinza los nervios, o bien no me deja hablar. Se torna algo tan doloroso que el sencillo acto de caminar se vuelve un horror. Imantada, por que todo lo atrae, tanto lo que es bueno como lo que no lo es. Me confunde y me hace ambiguo, deseo estar en compañía, y luego tan solo quiero estar en la más completa soledad. Atrae y plasma lo mejor y lo peor de mí, es el ego, como una piedra imantada con la que es difícil incluso respirar.
Escribe mi ego, por ser leído, por ser comprendido. Por recibir comentarios, el interés, la crítica, el aplauso...
Y... Dime... ¿Si no siento nación, ni política, ni religión, ni raza, ni género u otra condición? ¿Quien soy yo? Y... ¿Más allá del "yo"? ¿Una energía, un alma, una reencarnación, un eterno retorno?...
Si no puedo estar seguro de nada, y caigo en la existencialista depresión...
De nuevo me pongo en pie, y siento que lo único que puedo hacer es procurar tener un buen día, y que tú... Tú también lo tengas.



Comentarios

  1. Apasionada Microsensación! El ego es un tema complejo e interesantísimo de tocar, pues tiene varias vertientes, como algunas que has expuesto, jeje. Por eso dicen que es necesario tenerlo, pero es de vital importancia tenerlo bien educado, algo que es muy jodido de dominar. Un brazo compañero de letras! ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la lectura y comentario, Ramón. Hoy me preguntaba si no sería mejor quitar la opción de recibir comentarios en el blog... Aún no he llegado a una conclusión, pero la verdad es que se agradece que lo lean a uno, saber la opinión sobre algo que te sacude o, simplemente, deseas expresar, es enriquecedor, siempre se puede aprender del punto de vista ajeno. Ahí va un puntazo a favor de mantener la posibilidad del comentario del lector.
      ¡Abrazo, compañero de letras! ;)

      Eliminar
    2. Edgar, ¡Sacrilegio! Jajaja. Nada de quitar los comentarios, por Dió ; ) No te preocupes, siempre vienen temporadas malas. En mi blog todavía hay secciones vacías en las no comenta nadie, jaja. Pero hay muchos lectores a los que no les agrada comentar. Y eso no significa que no haya nadie al otro lado de la red. Me he acordado de que hace tiempo hice un artículo que hablaba del ego, muy basado en la conferencia de una psicoterapeuta y psiquiatra amiga de algunos integrantes de mi familia, que me concedió su total permiso para escribirlo. Te paso el enlace, por si te interesa. http://www.seresdeluzblog.com/by-happy-aprende-a-ser-tu-mismo/
      Un arbazo, compañero de letras! ; )

      Eliminar
    3. Copio el enlace y lo guardo en mi lista de "relatos pendientes"... ¡Abrazo, Ramón! ;)

      Eliminar
  2. Qué buena comparación... "como piedra imantada" que atrae todos los polos del sentir, del vivir. Me dejas sin aire. Procurar tener un buen día ya es bueno ;) Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Elena!
      Me alegra que te haya gustado tal comparación, y es un halago "dejarte sin aire" con el texto. Así lo sentía al escribirlo.
      Procuro que cada día sea lo mejor posible, pero aveces... Ese "ego" dificulta la fluidez.
      ¡Abrazo! ;)

      Eliminar
  3. He visto muchos egos comerse a sus dueños en vida y hacerles ceer que están en lo cierto ,pero lo único cierto es que son zampados .jeje.salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ori! ¡Qué bueno verte por aquí!
      Grandes palabras las tuyas, creer estar en lo cierto es positivo, pero puede volverse en contra de uno, cuando se usa ese "poder de la razón" para ensalzarse sobre alguien, el "ego" juega de nuevo...
      ¡Salud, Hermano!

      Eliminar
  4. El ego como un imán es plausible, el el "yo" es nuestra esencia, nuestro ser, nuestra necesidad para poder existir y medrar.
    Pero como bien dijo Ramón: Un ego educado, moderado y humilde es una reafirmación de nosotros mismos contando con la ayuda del ego de los demás. Nos damos soporte los unos a los otros, nos damos sentido y reconocimiento...nos damos mutuamente vida.
    Si no hubiera "Yos" no habría "Nosotros" ni "Ellos"
    Toda una reflexión la que nos traes a disquisición y debate. Y yo engordaré tu "Ego" dándote las gracias.
    Abrazo hermano.
    Y no se te ocurra quitar la opción de comentarios. ¿Qué harían nuestros "egos" si no amorriñarse al no ser escuchados?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no hubiera "Yos" no habría "Nosotros" ni "Ellos"... Eso lo es todo en esta vida que compartimos.
      Mientras el "ego" no rivalice, ni oprima, nuestra esencia podrá abrirse camino y medrar.
      Una gran reflexión, compañero de letras.
      ¡Muchas gracias, y un gran abrazo, Francisco!

      Eliminar
  5. Interesante micro sensación. Lo bueno y lo malo... no pueden existir uno sin el oto.
    ¡Abrazo, amigo de las letras!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustaría que la vida fuera un tono que vibrara en diferentes frecuencias, pero sin llegar a ser jamás melodía del mal...
      ¡Muchas gracias, Federico!
      ¡Abrazo, amigo de las letras!

      Eliminar
  6. Un tema interesante y complicado el que nos traes en esta micro sensación, compañero. El ego como sinónimo de autoestima es positivo y necesario para caminar por la vida. Pero el ego como esa parte oscura, autosuficiente y soberbia de la personalidad, puede devorarnos vivos y dejarnos tan solos como si ya estuviéramos muertos (aunque ni nos demos cuenta).

    Supongo que como en tantas cosas, en el equilibrio está la solución...

    Me apunto a tener un buen día, y espero también tú puedas tenerlo :)

    Un fuerte abrazo, me ha encantado leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El equilibrio es la solución, yo también lo creo. Este micro lo escribí por pasar un día difícil, llevo un buen tiempo con bastante presión en el trabajo y en casa, obligaciones y responsabilidades, mi ego se abalanzó sobre mí como una pesada carga emocional, escribir este texto fue como una válvula de escape.
      Me apunto a tener un buen día y deseo que tú también lo tengas.
      ¡Muchas gracias, Julia!
      ¡Abrazo, querida compañera! ;)

      Eliminar
  7. Muy buen micro pero quien no se pregunta por su propio ego.
    El yo (ego) es el equilibrio que permite que el hombre pueda satisfacer sus necesidades dentro de los parámetros sociales.También se ha considerado al ego como algo que está dentro de nosotros, controlando nuestra vida cotidiana, presionándonos para que mostremos una "buena imagen". Se puede ser altruísta y bondadoso para mostrarse ante los demás... y eso también es ego. Es decir, que el ego no constituye mas que una idea, una ilusión, pero una ilusión que ejerce gran influencia. El ego es necesario para no venirnos abajo y no utilizarlo en contra de los demás.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "El ego constituye una ilusión que ejerce gran influencia sobre uno mismo" Me quedo con este gran aforismo de tu comentario, completa y enorme reflexión sobre el "ego", María del Carmen.
      Muchas gracias por la lectura e invitarme a seguir aprendiendo sobre lo que somos y condiciona nuestro ser.
      ¡Saludos, compañera!

      Eliminar
  8. Una magnífica descripción del ego, y de los efectos que causa dejarse desbordar por él o consentirle demasiado.
    Me encanta este micro, condensas muchísimo (y muy bien) en muy pocas frases, enhorabuena.
    Un beso, Edgar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias por tu positiva valoración!
      Me alegra que te haya gustado este micro, compañera.
      ¡Besos, Chari! ;)

      Eliminar
  9. El ego del escritor suele ser muy malo. Pocos aceptan las críticas, la mayoría se cree las adulaciones y todos o casi todos se enfandan o rebaten las críticas constructivas.
    A mí, como supongo que a todos, me gusta que me dejen comentarios en el blog. Pero casi siempre me pregunto: ¿lo dirán de verdad o será por quedar bien? Y si me lo pregunto es porque a veces leo textos espantosos, mal contruidos y con faltas de ortografía que son alabados hasta el infinito y más allá.
    No sé porque te he dicho esto, pero ahora ya no me apetece borrarlo...
    Un besico, Edgar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que no te haya apetecido borrarlo, me complace que nos conozcamos a través de nuestras ideas y opiniones, el ego se alimenta de nuestras creencias, y como bien ha dicho María del Carmen, ejerce gran influencia sobre nosotros, perfila la imagen que mostramos al mundo.
      ¡Muchas gracias por la lectura y por regalarme esta reflexión!
      Besos, Sue ;)

      Eliminar
  10. Yo sin duda me quedo con la energía, lo malo es que hay tanto positiva como negativa, como esa piedra imantada, no siempre se atrae lo bueno. No creo que sea malo querer recibir comentarios, sean buenos o malos, nos ayudan a mejorar.
    Interesante reflexión, Edgar, que da para mucho.
    Abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para interesantes, (y en mi opinión) acertadísimas, cada una de las palabras de tu comentario.
      ¡Muchas gracias, MªJesús!
      ¡Abrazo, Compañera! ;)

      Eliminar
  11. Mucha tela para cortar tiene el ego, excelente escrito! para mi es un misterio más, no es tan sencillo como parece...me gustó mucho como llevaste esta idea profunda y compleja ,un micro didactico ,para aprender , pues así lo sentí,tal vez extraña mi forma de apreciarlo, Gracias! chococompañero! besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece muy honorable tu modo de apreciar el micro, es un placer tener a una gran plasmadora de sensaciones y sentimientos como tú en esta sección de micros reflexivos y emocionales.
      ¡Muchas gracias, Ady!
      ¡Besos, Choco Compañera! ;)

      Eliminar
  12. El ego, ese animal interior que cada día se alimenta o pasa hambre, pero que nunca es indiferente a nada de lo que pasa a nuestro alrededor. Sin duda, y llevado al ámbito literario, todos queremos ser leídos, queremos tener constancia de que quien nos ha leído se lleva un buen o un mal sabor de boca, y por eso es mejor un lector sincero, por duro que pueda ser, pero que exponga sus sensaciones, a uno que pase de puntillas por nuestros espacios.

    Espero que no quites la opción de ponerte comentarios, porque entonces te mandaré a quien tú sabes para atormentarte en sueños jaja. ¡Un abrazo Edgar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu comentario me ha hecho recordar (por eso de comparar al "ego" con el animal que se alimenta o pasa hambre) a esa fábula del lobo bueno y el lobo malo que viven en nuestro interior, ¿Cual sobrevive? Aquel al que alimentas... Es una síntesis del cuento.
      También creo que la sinceridad es la mejor de las tintas con la que se puede comentar.
      No creo que la quite, aunque ambos hemos tenido nuestros recelos ante este asunto.
      ¡Muchas gracias, José Carlos!
      ¡Abrazo!

      Pd: Por lo que más quieras, no me mandes a tu amigo... ¡No quiero mojar la cama! ;)

      Eliminar
  13. Buen micro y mejor reflexión.

    El ego, es algo inherente a nosotros mismos y como todo aquello que tenemos...en el equilibrio está la esencia.
    Malo si lo tenemos "desatado" y malo también si está demasiado "controlado". Será que forma parte de nosotros, de las cosas buenas y de las malas, de las excesivas y de las minucias y que de lo que al final se trata es de aceptarlo, de aceptarnos y de pasar un gran día.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tanto tú, cómo Julia, mencionáis el "equilibrio" como respuesta satisfactoria a esta muestra negativa del "ego", y creo que ambas estáis en lo cierto. Como bien dices, "ni desatado, ni demasiado controlado", así fluirá con mayor libertad nuestro ser.
      Aceptarnos y pasar un gran día, nota mental.
      ¡Muchas gracias, Conxita!
      ¡Saludos, compañera! ;)

      Eliminar
  14. Sin que se te suba a la chepa tu ego malo te diré que me ha encantado. ;)
    Un besote, compi. =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uyyyyy... Se me sube, se me sube... jajajaja
      ¡Muchas gracias, Soledad!
      ¡Besote, compi! ;)

      Eliminar
  15. Un microrrelato filosófico del que poco tengo que comentar, puesto que es una reflexión, así en cuanto a la parte técnica solo diré que no pierde tu marca, desde luego. Una cosa que hago yo al escribir es no pensar en el ''qué dirán'', creo que de esta forma se escribe mejor, salen los textos directamente del alma y se plasman tal y como los sientes, sin pensar en nadie más. Es cierto que cuando nadie me leía, esto era más fácil de hacer que ahora, pero cada vez que me pongo delante del papel blanco, insisto en no pensar en el ''qué dirán'' y creo que lo consigo; si te gusta de verdad lo que haces, lo acabas controlando. Un texto que describe al ego de una forma agobiante, asfixiante, opresiva, por lo que has logrado tu intención.
    Un abrazo, Compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya parecido que no pierde esa marca propia.
      Gran reflexión la tuya sobre la escritura y la forma de abordarla.
      ¡Muchas gracias, Ricardo!
      ¡Abrazo, Compañero!

      Eliminar
  16. Edgar te confieso que lo leí hace unos días pero en ese momento no iba a ser coherente porque me dejaste sin palabras, tal cual. Sintiéndome muy identificada y eso me provocó duda y confusión. Necesitaba digerirlo de algún modo y es que sembraste una semilla que se tornó por momentos irracional y muy molesta ¿a caso estamos sobrealimentados por el ego? ¿y por esa razón muchas veces somos mezquinos?
    Entiendo que es necesario hallarle la luz a toda esa oscuridad que corroe y es capaz de transformar algo bueno en enfermizo, y aprender de ello. Siendo siempre conscientes de la realidad sin adornos.

    Me encanta has dejado una parte íntima y personal, mostrando tus miedos y eso amigo demuestra lo excelente que eres, :)

    ¡Un fuerte abrazo compañero y gracias!!!

    p.d. y ya que estoy los comentarios son un medio necesario para la expresión, :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que regresases para dejar tu comentario, esa necesaria expresión... ¡Me ha encantado!
      ¡Muchísimas gracias por tus sinceras y sentidas palabras, Irene!
      No sé si demuestro ser más de lo que soy con este texto, pero es un placer abrirse, mostrarse, y ser tan bien recibido.
      ¡Un abrazo enorme, compañera! ;)

      Eliminar
  17. Pues para alimentar mi ego dejo este comentario para que el autor de este micro reflexivo, con el cual nos hemos identificado muchos, lo lea y me responda. El ego puede destruirnos o hacernos mejores dependiendo de como lo manejemos. El ego de escritor, creo que todos los que lo intentamos ser, es aún más fuerte pero nos sirve para exigirnos más y progresar.
    Muy bueno Edguitar, me encantó, un bocadito más para tu ego. Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "El ego puede destruirnos o hacernos mejores, dependiendo de como lo manejemos"... Me quedo con esta estupenda reflexión, y es que tal que así es, nuestro "yo", una herramienta para celebrar o lamentar el mundo que creamos, nuestra propia vida.
      Progresar, esa debe ser la clave.
      ¡Muchas gracias por tus palabras, Mendiel!
      ¡Besos, Hermana de Letras! ;)

      Eliminar
  18. Ayyyy se me había pasado este micro tuyo. Sabes que no soy muy larga con mis comentarios, ni profunda ni nada por el estilo. Me he leído cada comentario que te han dejado y tus respuestas.
    La verdad es que me ha encantado el texto. Todos necesitamos alimentar nuestro ego, y no creo que tenga nada de malo. Somos escritores y como tales nos gusta que la gente nos lea y nos diga lo que le ha parecido. Sin saber si llega a los demás o como les llega, no tendría mucho sentido escribir.
    Y no es que diga que escribimos para los demás. Por supuesto lo hacemos para nosotros mismos, de ahí tu relato como desahogo.
    Para mejorar tenemos que saber como impactan nuestras letras, y sin palabras ni comentarios, nuestro camino como escritor no tendría rumbo ninguno.
    Sí, pienso que hay que alimentar nuestro ego, pero no por ello creo que sea algo malo.
    Y como siga así voy a escribir más que tú. Ya sabes que lo mío no son los comentarios,jejeje.
    Un besillo enorme para mi Hermano de Letras. Y Espero que esa tensión se haya disuelto un poco y te sientas un poco más aliviado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya, María! ¡Diría que este ha sido el comentario más largo que me has hecho, y me ha encantado! ;)
      Sí, la verdad es que escribí este texto un día de esos en los que el peso de ser y estar no es tan fluido y ligero como debiera... Pero me duró poco... Sobre todo por que, normalmente, cuando algo me agobia lo plasmo de algún modo para quitarme ese peso de encima.
      Sabias palabras las tuyas, sencillamente perfectas.
      ¡Muchas gracias por tu lectura y gran comentario, en todos los sentidos!
      ¡Abrazo enorme, Hermana de Letras!

      Eliminar
  19. Hola Edgar acabo de llegar a tu blog por casualidad buceando entre seguidores y otros blogs y tengo que decir que esta primera entrada que leo me ha dejado una muy buena sensación de boca, pues cuesta encontrar blogs donde una pueda leer un trozo de otra persona y reflexionar sobre los suyos . Tengo que decir que se nota cuando escribimos para nosotros desahogando nuestras almas y intentando también que llenen algún rincón de la gente que nos lee no creo que alimentar ese ego sea del todo malo mientras sepamos llevar un equilibrio de esa piedra imantada .

    un saludo Edgar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida al Rincón, Mery.
      Ultimamente ando en otras cosas, tengo un poco abandonado el blog y las lecturas.
      Muchas gracias por tu visita, lectura y gran comentario.
      ¡Saludos! ;)

      Eliminar
  20. ¡¡Edgar!!

    Al igual que Gandalf, nunca llego tarde... Digo... ¡¡Qué nunca es tarde para Leer a mis Escritores Prefes!! *-*

    #ModoEngordarEgo que no por ello falta Sinceridad en mis Palabras ;)

    El Ego... ¡¡Aiiiiix!! El Ego en su justica medida no es malo, es lo que nos lleva a subir el siguiente escalón, esa fuerza arrolladora que nos agita por dentro... Aunque... A mi es cierto que me entran dudas, no sé si es mi Ego en sí quién se agita con la Fuerza de un Ciclón bajo mi Pecho, o es solo mi Corazón y mi Alma a una, resonando como si todos los Cuernos de Guerra me avisasen de la incipiente Batalla...

    Lo sea Todo... O no sea Nada, el Ego... El Ego siempre está, a veces para echarnos un cable y, otras, para ahogarnos con él...

    En fin... Que empiezo a desvariar... Y a delirar... xDD

    Sea como sea, ese "De nuevo me pongo en pie, y siento que lo único que puedo hacer es procurar tener un buen día, y que tú... Tú también lo tengas." me parece que es de lo más Maravilloso... Ya podían ser todos los Egos así #SeSabe

    ¡¡Besitines de Gigante!! ^w^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un verdadero honor tus palabras, Campanilla.
      Mi ego se enorgullece de tu halagador comentario, mi mente le susurra que lo merecemos, como Gollum a Smeagol en posesión del anillo único, mi corazón siente que así es.

      Lo que dices sobre el ego, sea él quién agita con la fuerza de un ciclón tu pecho, o tu corazón y alma a una, preparándote para la batalla, son sensaciones admirables, humanas y poderosas.

      Me encanta cuando desvarías y deliras, por qué es entonces cuando escribes con la sinceridad de una niña y la magia de un hada.

      ¡Muchisísimas gracias, Capitana Feroz!

      ¡Besitines Gigantiles, Compañera! ;)

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares